Ucrania solicita la prohibición del videojuego Atomic Heart

Ucrania solicita la retirada del juego Atomic Heart de las tiendas digitales de Sony, Microsoft y Valve. La petición formal fue presentada por Mykhailo Fedorov, viceprimer ministro y Ministro de Transformación Digital de Ucrania, en febrero pasado. Fedorov, en su cuenta de Twitter, adjuntó los documentos dirigidos a Jim Ryan, director ejecutivo de Sony Interactive Entertainment, Kenichiro Yoshida, presidente de Sony, Gabe Newell, director ejecutivo de Valve y Brad Smith, presidente de Microsoft.

El viceprimer ministro argumenta que el juego, desarrollado por la compañía Mundfish, con sede en Chipre, idealiza el comunismo y la simbología soviética. Además, según Fedorov, existe el riesgo potencial de que el dinero obtenido por las compras del juego se utilice para financiar la guerra contra Ucrania. En los documentos, Fedorov recuerda que la Rusia Soviética asesinó a cientos de miles de civiles en Ucrania, Moldavia y Georgia.

Atomic Heart es un juego de disparos con elementos RPG y de puzles que transcurre en una distopía soviética retrofuturista. Según Fedorov, el juego promociona el régimen comunista y la simbología soviética, lo que viola la legislación ucraniana. El viceprimer ministro también argumenta que trabajar con entidades rusas no está en línea con las políticas de sanciones económicas contra Rusia actuales.

La petición de Ucrania se produjo después de que Fedorov solicitara previamente a las compañías que bloquearan las ventas digitales del juego en Ucrania, donde no se distribuye en formato físico. Hasta el momento, ni las compañías ni la editora Focus Entertainment han respondido a la petición.

Fedorov ha dicho en su cuenta de Twitter que cree que ninguno de estos negocios apoya un régimen sangriento, los asesinatos o la idealización del comunismo. Además, ha acusado al juego de ser una nueva forma de propaganda digital rusa. En los documentos dirigidos a las compañías, el político ucraniano señala que el estudio de desarrollo del juego, Mundfish, es ruso y que existe el riesgo de que el dinero obtenido por las compras del juego se utilice para financiar la guerra contra Ucrania.

Sin embargo, el estudio de desarrollo Mundfish no ha respondido a ciertas acusaciones, como que recopila datos para los servicios de inteligencia rusos a través de su página web, el origen de las inversiones al estudio y las dudas sobre la ubicación real del mismo. A esos comentarios, Mundfish respondió con dos breves mensajes en Twitter donde decían que son “una organización a favor de la paz contra la violencia hacia las personas”.

La petición de Ucrania para prohibir la venta del juego Atomic Heart es una medida más en la tensa relación entre Ucrania y Rusia. Desde la anexión de Crimea en 2014, Ucrania ha acusado a Rusia de apoyar a los separatistas prorrusos en el este del país y ha sufrido un conflicto armado que ha dejado miles de muertos. En este contexto, la petición de Ucrania puede ser vista como una forma de luchar contra la propaganda rusa en todos los ámbitos, incluyendo el mundo de los videojuegos.

  • All Post
  • Lo último
Load More

End of Content.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies    Más información
Privacidad